Cómo el Grupo de derechos humanos de Járkiv documenta crímenes y ayuda a las víctimas

Se trata del enfoque integral para investigar crímenes internacionales cometidos por los rusos desde el comienzo de la agresión rusa a gran escala.
Yevgen Zakharov27 Diciembre 2023UA DE EN ES FR RU

Ilustración: María Krykunenko / Grupo de derechos humanos de Járkiv

El Grupo de derechos humanos de Járkiv implementa un enfoque integral y exhaustivo para recopilar la información sobre crímenes internacionales cometidos por rusos, para documentar y analizar estos crímenes, para ayudar a las autoridades encargadas a cumplir la ley durante su investigación; para brindar asistencia jurídica, psicológica, financiera, humanitaria, social y médica a las víctimas y también para informar sobre estos crímenes en Ucrania y en el extranjero.

La información recopilada entra en la base de datos, se registra la ubicación (geodatos o dirección del crimen cometido), la fecha de lo ocurrido, su tipo y descripción, el objetivo del ataque, la calificación preliminar del crimen según el Estatuto de Roma de la CPI, se aportan los datos personales de la víctima, también de los testigos y del agresor y las pruebas del crimen cometido: datos multimedia (fotos, vídeos), documentos de texto, etc. La información se recopila por las organizaciones públicas miembros del proyecto “Tribunal para Putin” que cubren todo el territorio del país. Hoy en día, la base de datos contiene unos 60.000 casos de crímenes cometidos por los rusos. Tras analizar la información recopilada, previamente podemos clasificar estos crímenes como crímenes de guerra, crímenes contra la humanidad y genocidio.

Ilustración: María Krykunenko / Grupo de derechos humanos de Járkiv

Джерела поповнення бази — відкрита інформація в Інтернеті та прямі контакти з потерпілими та свідками. Очевидно, саме прямі контакти дають можливість зібрати інформацію і подати заяву про злочин до правоохоронних органів, розслідувати його. Тому важливо вміти знайти потерпілих від злочину та опитати їх з метою заповнення бази, відкриття розслідування та надання потерпілому потрібної допомоги.

Las fuentes que alimentan la base de datos son fuentes abiertas en Internet y el contacto directo con víctimas y testigos. Obviamente, los contactos directos permiten recopilar la información, presentar informes del crimen a las autoridades e investigarlo. Por lo tanto, es importante encontrar a las víctimas de los crímenes y entrevistarlas para completar la base de datos, abrir una investigación y para ofrecerles la asistencia necesaria.

Además de las unidades de atendimento público, realizamos visitas de seguimiento a las localidades en el territorio desocupado: los abogados del Grupo entrevistan a las víctimas y averiguan qué tipo de asistencia necesitan. Para esto las autoridades locales anuncian la fecha y hora de la recepción con anticipación, los empleados de servicios sociales locales llaman a las víctimas invitándolas a una reunión. En la visita participan dos abogados que reciben a las personas al mismo tiempo, y un psicólogo que proporciona una rápida asistencia psicológica. Al mismo tiempo, el cuarto miembro del grupo de seguimiento registra la destrucción en la localidad haciendo fotos y vídeos para la base de datos. Las visitas a la misma localidad se realizan tantas veces cuantas sean necesarias para entrevistar a todas las víctimas que residen allí.

El Grupo de Járkiv inició éstas visitas de seguimiento el 1.10.2022. A la fecha del 1.12.2023 se realizaron 170 visitas ofreciendo consultas a más de 3.600 víctimas.

Siguiendo las prioridades de la Fiscalía General, los abogados del Grupo de derechos humanos de Járkiv prepararon las denuncias de crímenes cometidos para las autoridades nacionales del orden referentes a:

  • civiles muertos y heridos;
  • civiles ilegalmente privados de libertad y desaparecidos;
  • prisioneros de guerra y prisioneros civiles, sometidos a torturas en cautiverio y liberados luego.

A la fecha del 1.12.2023, el Grupo está considerando 1.300 procesos penales, en los que nuestros abogados representan a las víctimas, en particular:

  • 247 personas desaparecidas;
  • 158 personas torturadas (incluidos 33 casos de violencia sexual);
  • 427 civiles asesinados;
  • 468 civiles heridos.

Además, los abogados del Grupo de derechos humanos de Járkiv presentaron unas 4.000 denuncias de delitos de pérdida de bienes que están registradas en el Registro Estatal pero que aún no han sido investigadas.

Ilustración: María Krykunenko / Grupo de derechos humanos de Járkiv

Los abogados del Grupo ayudan a la Policía y a los Servicios de seguridad de Ucrania en la realización de investigaciones, incluido el interrogatorio de víctimas y testigos, la organización de peritajes médicos forenses, la identificación de cadáveres, la identificación de sospechosos y otros. Nuestros abogados, por ejemplo, identificaron a 9 presuntos acusados entre los prisioneros de guerra rusos.

Ofrecemos una asistencia integral a las víctimas de crímenes, que incluye: asistencia humanitaria (ayuda financiera en forma del pagamento único, ropa, medicamentos, artículos para el hogar); asistencia legal (asesoramiento legal, pago de servicios de abogados) para representación en entidades nacionales de Ucrania y Rusia, entidades internacionales, como el Comité de Derechos Humanos de la ONU, el Grupo de Trabajo de la ONU sobre la Detención Arbitraria, la Corte Penal Internacional; asistencia psicológica (pago de terapias psicológicas de corta y larga duración).

La información recopilada sobre crímenes se resume en forma de artículos analíticos y denuncias ante la Fiscalía de la Corte Penal Internacional. Ya hemos presentado cinco denuncias de este tipo, en la primera y segunda calificamos las acciones de los rusos en Mariupol y el traslado forzoso de niños de Ucrania a Rusia como genocidio, la tercera y cuarta denuncias son la privación ilegal de libertad y ejecuciones extrajudiciales como crímenes contra la humanidad, y la quinta son bombardeos de objetivos civiles y de la población civil como crímenes de guerra. Quedan a la espera dos denuncias: las desapariciones forzadas y la tortura que clasificamos como crímenes contra la humanidad.

Sin embargo, no basta con pasar esta información a los profesionales y a los que investigan estos crímenes, tanto en nuestro país como en el exterior. Es imprescindible que la información llegue al conocimiento público no sólo en Ucrania sino también en otros países. Por eso creamos un sitio web dedicado a los crímenes de guerra en siete idiomas: ucraniano, ruso, inglés, francés, alemán, italiano y español.

También tenemos el proyecto “Voces de guerra”. Entrevistamos a quienes sufrieron crímenes de guerra y a los testigos de estos crímenes, así como a personas que tienen algo que contar sobre la guerra: militares, voluntarios, psicólogos, periodistas, artistas, músicos. En nuestro sitio web y en nuestro canal de YouTube ya hay unas trescientas entrevistas: son muy informativas, detallan lo que está sucediendo en nuestro país y muestran el nivel de solidaridad y ayuda mutua de los ucranianos. También reflejan el terror que el ejército ruso está cometiendo en los territorios ocupados, la brutalidad con la que tratan a los civiles. Las mejores entrevistas están traducidas. Las Voces de guerra ahora suenan en 9 lenguas.

Ilustración: María Krykunenko / Grupo de derechos humanos de Járkiv

Además, probablemente somos la única organización en Ucrania que publica información sobre las protestas rusas contra la guerra en Ucrania. Desde marzo del año pasado hemos publicado un resumen semanal de este tipo de protestas.

Finalizando, cabe decir que los componentes de nuestro enfoque están muy relacionados entre sí y se complementan mutuamente. Estamos interesados en ampliar este enfoque a las diez regiones del país donde han tenido lugar los combates.

Compartir el artículo