Los rusos secuestraron a dos hermanos que trabajaban en la Central Nuclear de Zaporizhia

Lyudmyla espera el regreso del cautiverio ruso de sus dos familiares: en septiembre de 2022, los rusos se llevaron a sus hermanos, los gemelos Sergiy y Oleksandr, que vivían en Energodar.
Iryna Skachko28 Marzo 2024UA DE EN ES FR RU

Сергій та Олександр Коржі Сергей и Александр Коржи

Sergiy y Oleksandr Korzh

Durante muchos años los dos trabajaron como ingenieros en la Central Nuclear de Zaporizhia. Vivían cerca de Energodar: uno, en el pueblo de Novovodyane, y el otro, en Novoukrayinka.

— Sashko (*diminutivo de Oleskandr) estaba acompañando a Sergiy a casa, cuenta su hermana. — Caminaron por el campo. Durante mucho tiempo no había tropas rusas allí. Y de repente aparece un nuevo punto de control. Y algo no les gustó del teléfono de Sergiy...

Inmediatamente después del registro, los hermanos fueron separados.

— Sergiy fue llevado a una prisión en Energodar. Y Sashko, a otro pueblo.

Oleksandr fue liberado al cabo de tres días.

— Sashko estaba muy asustado, dice su esposa Tetyana, que abandonó el territorio ocupado el verano pasado. — Resultó que todo este tiempo estuvo retenido en una gasolinera cerca del pueblo de Blagovishchenka, en una tienda de campaña. Pasó tres días con las manos atadas. Menos mal que hacía calor. Apareció un coche, fui hasta la puerta y me preguntaron: “¿No se te ha perdido tu marido?”. “Sí se ha perdido”, dije. Estaba sentado detrás, con un saco en la cabeza, pegado con cinta adhesiva... Sashko luego contó que en esos tres días se había despedido de la vida tres veces. Le amenazaron y le dispararon cerca de la oreja.

— Tenía los dedos muy entumecidos, no podía moverlos... En casa lo curamos lo mejor que pudimos... — dice Lyudmyla. — Y el 16 de diciembre de 2022, Sashko debía ir a Energodar a visitar a su madre. En algún momento del camino lo detuvieron y ya... Después de eso, no lo hemos vuelto a ver.

El Grupo de derechos humanos de Járkiv ya ha contado que en Energodar temporalmente ocupado secuestran a los trabajadores de la Central. Los periodistas del WSJ informaron ya en 2022 que todos los empleados de la Central fueron torturados por los rusos, desde la dirección hasta los trabajadores comunes. En julio de 2022, Andriy Goncharuk, buzo del taller hidráulico de la Central, murió en el hospital de Energodar tras sufrir graves torturas. A algunos finalmente los liberan, otros desaparecen, otros son absorbidos por la extensa red penitenciaria rusa.

“El pozo”

Los familiares estaban buscando a Sergiy y Oleksandr por todas partes, pero las autoridades de ocupación no les dieron ninguna información concreta. Además, les amenazaron diciendo que, si hacían preguntas, acabarían ellos mismos “en el pozo”.

Los rusos llaman “el pozo” a los lugares donde mantienen a los ucranianos secuestrados. Uno de los habitantes de Energodar, que tuvo la suerte de escapar de uno de estos “pozos”, contó en una entrevista al medio “Zmina” cómo eran estas cámaras de tortura. Según él, se trata de un sótano sin ventanas, en el “pozo” te dan de comer lo justo para que no murieras y te pegan palizas regulares, tres veces al día. Como resultó más tarde, los rusos mantuvieron a Sergiy durante algún tiempo en un “pozo” así en Energodar.

En noviembre, antes del segundo secuestro de Sashko, apareció un vídeo en el que Sergiy, alterado e irreconocible, con señales de torturas, “confiesa” haber supuestamente “corregido el fuego del ejército ucraniano hacia la Central Nuclear”. “ A juzgar por la inscripción, el hombre se encontraba en la región de Jersón durante la grabación.

— Estaba en un estado deplorable... Decía cosas simplemente inverosímiles, comenta su hermana Lyudmyla aquel terrible vídeo.

Скріншот з відео каналу

Captura de pantalla del vídeo de " Rusia 24"

Después de aquello, silencio. Durante mucho tiempo no se sabía nada de los dos hermanos. Familiares y amigos en el territorio de Ucrania intentaron encontrar información a través de varios grupos en redes sociales. Hubo información de que, a principios de 2023, ambos hermanos podrían permanecer en Melitopol.

Centro de detención preventiva No. 2

El verano pasado se supo que Sergiy y Oleksandr Korzh se encuentran en Simferopol, en el tristemente famoso Centro de detención preventiva Nº 2. Esta información fue confirmada posteriormente por el vicealcalde de Energodar, Ivan Samoydyuk, que también estuvo en cautiverio ruso durante más de 300 días. Fue intercambiado en febrero del año pasado.

Sergiy incluso mandó una carta con membrete del Centro de detención nº 2. Oleksandr no escribe nada.

Es un escenario ya típico de lo que hacen los rusos con los civiles secuestrados en el sur de Ucrania. “Al principio son torturados por el ejército ruso o la Guardia rusa (Rosgvardia) en los territorios recién ocupados. Luego son transportados al Centro de detención preventiva en Crimea, donde los torturan los agentes de la seguridad federal para obligarlos a confesar su culpabilidad. Las torturas se aplican a todos: tanto a los que tienen abogado como a los que no”, afirma Olga Skrypnyk, presidenta de la junta directiva del Grupo de derechos humanos de Crimea.

El Grupo de derechos humanos de Crimea informa que el Centro de detención preventiva n.º 2 de Simferopol no depende del Sistema Penitenciario Federal, sino que está completamente bajo el control del Servicio Federal de Seguridad (FSB). El centro está destinado expresamente a ciudadanos ucranianos secuestrados por los ocupantes: residentes de Crimea y las regiones recién ocupadas.

СІЗО-2. Новий слідчий ізолятор у тимчасово окупованому Сімферополі. СИЗО-2. Новый следственный изолятор во временно оккупированном Симферополе.

Nuevo Centro de detención preventiva Nª2.en Simferopol temporalmente ocupada.

El Centro fue inaugurado en el otoño de 2022 en el territorio de la colonia penal N°1. Antes de eso, los ucranianos permanecían en su mayoría en una parte especial del Centro de detención Nº1, pero había demasiados detenidos. En apenas un par de meses, el número de presos en la institución recién creada llegó a 110 personas de las regiones de Jersón y Zaporizhia. Allí se encuentra el periodista Sergiy Tsygipa, y hasta hace poco allí se retenía el voluntario español capturado Mariano García Calatayud.

Los ex prisioneros del Centro No. 2 contaron a los periodistas de “Meduza” que los prisioneros tienen prohibido sentarse o acostarse en sus literas desde las seis de la mañana hasta la noche, y cada tanto se escucha el himno nacional ruso al volumen exagerado por el altavoz de la radio. Se puede escuchar incluso fuera de la prisión. Y uno de los abogados rusos, que trabaja en Crimea y pidió no ser identificado, dice que el Centro de detención preventiva No. 2 es idéntico a la prisión de Lefortovo: después de todo, el propio FSB impone las condiciones de detención aquí: “Literalmente apareció un general del FSB y ordenó no dejar salir a pasear a los encarcelados, para lograr su mayor aislamiento”.

Los prisioneros tártaros de Crimea hablaron mucho sobre las condiciones de detención en el Centro No. 2. Se les prohibió orar, les quitaron sus pertenencias y alimentos. Ekrem Krosh recibió patadas en las costillas, Asan y Aziz Ajtemov fueron obligados a aprender el himno nacional ruso.

Aquí no están

Muchos presos civiles permanecen en el Centro de detención preventiva Nº 2 sin ninguna causa penal tramitada, sus familiares no reciben información sobre la suerte de los desaparecidos y los abogados no son permitidos a visitar a los presos.

— Los civiles ucranianos a menudo son retenidos por los rusos sin juicio. Con la nota: “Se verifica su presunta participación en la resistencia contra la Operación militar especial”. Esta verificación puede durar más de un año y mientras tanto la gente no tiene ningún estatus, — dice la abogada del Grupo de derechos humanos de Járkiv, Tamila Bespala.

Más tarde resultó que Sergiy fue acusado de “espionaje” en virtud del artículo 276 del Código Penal de la Federación de Rusia. Y el motivo de la detención de Oleksandr es desconocido.

— No tienen absolutamente nada contra Sashko, dice su esposa. — Cuando se lo llevaron por primera vez durante tres días y luego lo devolvieron a casa, el FSB revisó todo: el portátil, los teléfonos, y no encontró nada.

Incluso sabiendo dónde los rusos tienen detenido a un familiar, para su familia es extremadamente difícil obtener una confirmación oficial de su paradero.

— Envié toda la información que tenía a la Cruz Roja, pero la organización no confirma que mis hermanos estén en el Centro Nº 2, — dice Lyudmyla. — Los rusos no lo reconocen ni siquiera a pedido de la Cruz Roja... ¿Cómo puede ser?

Las organizaciones internacionales empezaron a hablar de la falta de acceso y control efectivos de los centros de detención rusos hace diez años, cuando la Federación Rusa comenzó la guerra anexando Crimea. Desde entonces, este problema no se ha solucionado.

— Tanto en el territorio ucraniano ocupado, como en la Federación Rusa, donde son llevados los ucranianos, no hay control por parte de las instituciones internacionales, como el CICR, la misión de la OSCE — dice Oleksandr Pavlichenko Director ejecutivo de la Federación ucraniana de Helsinki por los derechos humanos —. Deberían realizar visitas independientes a los lugares de detención y averiguar quién está detenido, en qué condiciones, por qué motivos... El derecho internacional tiene una jurisdicción muy limitada. Cuando vemos algunas fotografías de los representantes del CICR visitando, por ejemplo, el centro de detención preventiva de Simferopol, es hasta cierto punto un evento preparado

— Necesitamos desarrollar herramientas más eficaces para confirmar el paradero de los presos, coincide con esta opinión Tamila Bespala. — Hay muchos casos cuando sabemos que un ciudadano ucraniano está en cautiverio, hay pruebas de vídeo confirmándolo, y la Cruz Roja no consigue obtener ninguna información sobre él y confirmar oficialmente la captura.

Recientemente se supo que Sergiy fue trasladado a un hospital psiquiátrico. Quizás Sashko también, dado que no hay noticias suyas. Nadie sabe ni porqué, ni cómo.


Según el Centro de coordinación para prisioneros de guerra, en cautiverio ruso unos permanecen 14.000 civiles. Al mismo tiempo, se confirmó el lugar de detención de tan sólo 1.600 personas y se logró devolver a un número muy pequeño: 147 civiles.

Le recordamos que el Grupo de derechos humanos de Járkiv ha creado una línea directa para personas desaparecidas.

Si usted es familia o tiene información sobre prisioneros de guerra, civiles encarcelados o desaparecidos en los territorios ocupados, llame al 0 800 20 24 02 (gratuito).

No podemos garantizar que localicemos a su ser querido. Sin embargo, durante los años de trabajo, nuestros colaboradores lograron encontrar a más del 30% de la gente buscada.

Compartir el artículo