Traslado de niños ucranianos a Rusia: preguntas y respuestas referentes al genocidio

El Grupo de derechos humanos de Járkiv ha presentado un comunicado a los fiscales de la Corte Penal Internacional sobre el traslado de niños ucranianos. ¿Por qué necesitamos demostrar que las acciones de Rusia representan un genocidio y cómo ayudará esto a devolver a los niños? Lo explica Mykola Komarovsky, el autor del comunicado.
Mykola Komarovsky03 Enero 2024UA DE EN ES FR RU

Adobe Stock [українські діти переміщення дітей до росії дитячий малюнок]

Adobe Stock

¿Qué tiene de especial el comunicado?

Este documento es el primero que combina los hechos con el análisis de los constituyentes del crimen de genocidio, que se fundamenta en la experiencia de los tribunales internacionales, casos considerados por la propia CPI, opiniones de expertos, etc. Aunque entendemos que en la CPI trabajan los especialistas de nivel internacional, sigue sin tener rigor matemático la respuesta a la pregunta: ¿Puede considerarse genocidio el traslado de los niños ucranianos? Por eso estamos tratando de presentar nuestros propios argumentos y convencer a la Fiscalía que lo que ocurre no es un crimen de guerra, como se calificaba anteriormente, sino el crimen de genocidio.

Cabe destacar que hay otras organizaciones que están investigando activamente el traslado de los niños ucranianos presentando solicitudes e informes a la Corte Penal Internacional, todavía en 2022. Sin embargo, sus informes se centran en los hechos y dejan la cuestión de la calificación y definición a la discreción de la Corte Penal Internacional.

Hay que reconocer que los esfuerzos conjuntos ayudaron a convencer a la Fiscalía de que el traslado de niños ucranianos es un crimen. Como resultado, se emitió una orden de detención contra Vladimir Putin y María Lvova-Belova.

¿A cuántos niños se llevaron?

En primer lugar, usamos los datos del portal Niños de la Guerra, creado por el Ministerio de Reintegración junto con la Oficina Nacional de Información. Al día de hoy, en este portal hay 19.546 niños deportados y/o desplazados.

Sin embargo, es sólo un número aproximado. Este crimen se comete en los territorios ocupados, que Ucrania no controla desde hace casi diez años (estamos hablando de las regiones de Donetsk y Lugansk, así como de Crimea). Se sabe con certeza que un número importante de niños fueron deportados de estos territorios.

Por razones obvias, Ucrania no conoce el número de niños en esos territorios y Rusia, obviamente, tampoco dice nada.

¿Existe información sobre el número de niños adoptados en Rusia?

Es una pregunta difícil de responder, igual que la anterior.

También debe entenderse que los rusos utilizan el mecanismo legal de la tutela y custodia, no de la adopción. La tutela, por ejemplo, no requiere recurrir a un tribunal y otorga a los tutores los derechos similares a los de los padres, aunque no idénticos.

En noviembre de 2022, los rusos hicieron una serie de cinco episodios mostrando la vida de niños ucranianos en familias rusas. Aunque formalmente estaban bajo tutela, quedó claro que los niños en realidad fueron transferidos a familias rusas por un plazo indeterminado y, de hecho, ya tienen nuevos padres.

También es interesante que en Rusia existe el “Banco federal de datos de niños huérfanos”, al que se sumaron los territorios ocupados de Ucrania. Sin embargo, actualmente allí no aparecen los datos referentes a estas regiones. Los funcionarios rusos dijeron que era sólo cuestión de tiempo que los niños de Ucrania aparecieran en este banco de datos.

¿Qué evidencias se han recopilado para argumentar el comunicado?

La mayoría de los datos recopilados se obtuvo de las fuentes abiertas. Es sorprendente que los rusos hayan escrito tanto y continúen escribiendo en medios oficiales sobre la deportación de los niños ucranianos, el cambio de su ciudadanía a la rusa y la transferencia de estos niños a familias rusas.

El comunicado también contiene la información de los testigos de lo ocurrido y de las autoridades de Ucrania. El Grupo de derechos humanos de Járkiv ha solicitado información a todas las administraciones militares de las regiones ocupadas/que han estado en ocupación.

Cabe señalar que analizamos los hechos del período comprendido entre el 18 de febrero de 2022 (unos días antes de la invasión rusa a gran escala, empezaron a deportar a la población local de los territorios de las repúblicas no reconocidas de Donetsk y Lugansk) y el 6 de agosto de 2023.

Por supuesto, el crimen de genocidio continúa. Después de enviar la petición a la CPI, siguen apareciendo nuevas pruebas que vamos registrando.

¿Qué acontecimiento dejó claro que se trataba de un genocidio y no de un crimen de guerra?

En nuestra opinión, el punto de referencia debe considerarse el 30 de mayo de 2022, cuando Vladimir Putin firmó un decreto según el cual los huérfanos y niños ucranianos privados de tutela parental (literalmente, “ciudadanos de las repúblicas de Donetsk y Lugansk y de Ucrania”, pero jurídicamente hablamos exclusivamente de los ciudadanos de Ucrania) adquieren la ciudadanía rusa de forma simplificada.

Este decreto abrió la posibilidad de colocar rápida y permanentemente a niños ucranianos en familias rusas, integrándoles en la sociedad rusa y, probablemente, imposibilitando su regreso a Ucrania.

Durante la preparación de la Convención para la Prevención y la Sanción del Delito de Genocidio un delegado participante destacó: “Un grupo puede ser destruido incluso cuando sus miembros continúan viviendo normalmente sin sufrir daños físicos. El inciso (e) del artículo II se adoptó porque el traslado forzoso de los niños a otro grupo donde recibirán una educación diferente a la de su propio grupo y donde tendrán nuevas costumbres, nueva religión y, probablemente, nuevo idioma prácticamente equivaldría al exterminio. En la práctica esto significa exterminio del grupo cuyo futuro depende de la generación de niños desplazados por la fuerza”.

¿Qué pasará con los niños desplazados? ¿Es posible devolverlos?

Los niños deportados se pueden dividir en dos grupos. El primero, son aquellos que tienen padres u otros familiares. El segundo, son los huérfanos y los niños privados de la tutela parental, que no tienen parientes.

El regreso de los niños del primer grupo parece bastante real, aunque los padres de estos niños enfrentan dificultades, se les niega a devolver al niño por razones formales. El Grupo de derechos humanos de Járkiv logró comunicarse con un testigo: los rusos aceptaron devolverle a su hijo sólo si él estuviera presente en persona o con un poder de custodia del niño otorgado por un notario ruso. Dado que el padre del niño estaba en Ucrania y era militar, objetivamente no podía cumplir estas condiciones. Sin embargo, Ucrania consigue devolver a estos niños en grupos pequeños.

En cuanto al segundo grupo de niños, hay problemas importantes para su regreso. En primer lugar, debido a la ausencia de padres y familiares, resulta difícil identificarlos. En segundo lugar, si hablamos de niños huérfanos de los territorios ocupados, Rusia adopta una posición ilegal, diciendo que “estos territorios ya son Rusia y, por lo tanto, los niños no tienen ninguna relación con Ucrania”. Es lo que dijo la comisionada de los derechos del niño, María Lvova-Belova, en una entrevista a Vice News. Por lo tanto, ahora mismo el regreso de estos niños es casi imposible.

¿Cuánto tiempo pueden durar los procesos en la CPI y cuáles serán las consecuencias de la reclasificación de las acciones de Rusia como crimen de genocidio?

Lamentablemente, los plazos de tramitación de los procesos en la Corte Penal Internacional dependen de muchas circunstancias, pueden ser años. Sin embargo, es importante iniciar este proceso.

El crimen de genocidio es el delito más grave, por lo que aumentará la responsabilidad de los presuntos culpables.

¿Podría el comunicado perjudicar a la devolución de los niños?

En nuestra opinión, el comunicado no puede perjudicar al proceso de la devolución de los niños. Debe entenderse que después de la emisión de órdenes de arresto contra Putin y Lvova-Belova, la parte rusa no detuvo el proceso de devolución de los niños, incluso, lo empezó a realizar de forma más activa. Por el contrario, el comunicado ayudará a llamar más atención al problema del desplazamiento forzoso de los niños ucranianos.

¿Se ha presentado ya el comunicado ante la Fiscalía?

Sí, el comunicado, junto con los anexos, fue remitido a la Fiscalía de la Corte Penal Internacional el 22 de noviembre de 2023 y ese mismo día se le asignó un número de registro.

¿Puedo leer el texto del comunicado?

Sí, está disponible en ucraniano y en inglés.

Compartir el artículo