Rusia cometió más de medio millar de crímenes contra periodistas y medios ucranianos desde el 24. 02. 2022

Aquí vienen más detalles sobre el secuestro de representantes de los medios de comunicación ucranianos y los ciberataques rusos.
02 Diciembre 2023UA DE EN ES FR IT RU

[kiber_crimes]

Desde el comienzo de la invasión rusa a gran escala, los representantes de Rusia han cometido 543 crímenes contra periodistas y medios de comunicación ucranianos.

Los datos actualizados fueron publicados por el Instituto de medios de información, que monitorea los crímenes rusos contra periodistas y medios de comunicación.

Durante octubre y noviembre de 2023, los observadores ya registraron tres violaciones de la libertad de expresión cometidas por representantes de Rusia. Se trata de secuestros y ciberataques.

[kiber_ing]

Durante un año y nueve meses de la guerra a gran escala, los militares rusos mataron a 69 periodistas. Diez de ellos fueron asesinados mientras realizaban actividades periodísticas profesionales.

Secuestro de representantes de los medios de comunicación

Este octubre llegó la noticia del secuestro de los administradores de los canales de Telegram de medios regionales de Zaporizhia “RIA-Melitópol” y “Melitópol es Ucrania”. Los rusos mantienen cautivos a los periodistas acusándolos de “terrorismo”. Cabe destacar que los vídeos de la detención de los ucranianos se publicaron en los medios de la propaganda rusa y en los canales de Telegram recién el 29 de octubre, aunque los ucranianos fueron ilegalmente detenidos el 20 de agosto. Los rusos publicaron la siguiente lista de detenidos: Oleksandr Malyshev, Georgiy Levchenko, Maksym Rupchov, Yana Suvorova, Mark Kaliush y Kostiantyn Zynovkin. Todos ellos están procesados en virtud de varios artículos del Código Penal de Rusia: los ucranianos se acusan de incitación pública al terrorismo, de traición y espionaje. Los periodistas ilegalmente detenidos se enfrentan a penas de entre 12 y 20 años de prisión.

Георгій Левченко. Скриншот з сюжетів російських пропагандистів. Георгий Левченко. Скриншот из сюжетов русских пропагандистов.

Georgiy Levchenko. Captura de pantalla de los medios propagandísticos rusos.

Al detener a los administradores, los rusos se hicieron con los canales de Telegram “RIA-Melitópol” y “Melitópol es Ucrania”. Sin embargo, la redacción ucraniana creó nuevos canales de Telegram “RIA-Melitópol / RIA-Sur” y continúa su trabajo.

Ataques de Rusia a los canales de TV por satélite

Este noviembre, los hackers rusos también intervinieron en la trasmisión de la TV ucraniana “Yedyni Novyni”. La transmisión fue interrumpida por vídeos musicales rusos y la propaganda pro-Kremlin. Rusia atacó la señal satelital de esta TV ucraniana, pero los especialistas ucranianos detuvieron el ataque.

Además, Rusia intentó interferir en el trabajo de cinco canales de televisión pública por satélite “Suspilnye”: “Pershiy”, “Suspilne Novyny”, “Suspilne Krym”, “Suspilne Cultura” y “Suspilne Sport”. Los rusos intentaron suprimir los canales y cambiar el contenido. Svitlana Ostapa, jefa del consejo de supervisión de “Suspilne”, relaciona el ataque “con la libertad de expresión independiente y la cobertura veraz de la guerra”, lo que “irrita mucho al agresor”. Svitlana Ostapa señala que aunque los especialistas restablecieron rápidamente la transmisión, “la empresa está considerando cambiar la transmisión a otro satélite más seguro para protegerse de los ataques”.

“El mundo ruso” en Melitópol temporalmente ocupada

Ya el 25 de noviembre, Ivan Fedorov dijo que Rusia había organizado un verdadero “mundo ruso” en el ambiente de medios de comunicación en Melitópol temporalmente ocupada. Los representantes rusos limitaron el acceso a todos los medios de comunicación objetivos e independientes (no sólo a la televisión, sino también a la radio) y bloquearon las VPN para dificultar la búsqueda de información real. Al mismo tiempo, los ocupantes anunciaron el lanzamiento de su propia televisión por satélite con el revelador nombre “El mundo ruso”. La televisión enemiga tendrá al menos 39 canales que transmitirán propaganda del Kremlin las 24 horas del día.

Lea también: El ideólogo de la “desnazificación” de Ucrania fue condenado a 10 años de prisión

Situación general

Recordemos que en Rusia se introdujo una nueva profesión y se van formando “los policías de los medios” destinados a vigilar el “extremismo” en Internet. Según el periódico ruso “Izvestia”, la licenciatura correspondiente apareció en la Academia Rusa de Economía y Servicios Civiles patrocinada por el Presidente de la Federación Rusa. Como señalan los periodistas de “Ukrainska pravda”, el área de los estudios es la “Protección de los intereses del Estado y la seguridad nacional en los medios de comunicación”. Futuros “policías de los medios” detectarán y bloquearán “los materiales extremistas y destructivos” y combatirán la “propaganda”. Cabe destacar que, según Lidia Malygina, la catedrática del Departamento de apoyo a los medios de comunicación de los intereses estatales y la seguridad nacional de dicha Academia, este programa se implementa con el apoyo del Comité Nacional Antiterrorista de la Federación Rusa. Después de completar su formación, los “policías de los medios “ rusos se especializarán en una de las áreas: investigación de delitos contra ciudadanos (ciberbullying, acoso), contra personas jurídicas (piratería) o contra el Estado (extremismo). Evidentemente, se encargarán de una parte de las funciones de Roskomnadzor, que actualmente bloquea información en Internet. Además, Rusia utiliza activamente la inteligencia artificial para producir los fakes y los hackers rusos atacan a los agentes del orden ucranianos que recopilan pruebas de los crímenes de guerra rusos.

El secuestro de periodistas y enjuiciamientos ilegales también son una práctica común a la que recurre Rusia en los territorios temporalmente ocupados de Ucrania. Este octubre, el Sindicato de periodistas de Ucrania señaló que, a la fecha, según el alcalde de Melitópol Ivan Fedorov, los representantes rusos habían detenido ilegalmente a más de mil ciudadanos de Melitópol desde el comienzo de la invasión a gran escala. Al mismo tiempo, Fedorov subrayó que se trata sólo de los casos confirmados oficialmente. No se sabe con seguridad cuántos ucranianos los ocupantes detuvieron ilegalmente. El alcalde subraya que los familiares de algunos desaparecidos fueron intimidados hasta tal punto que ni siquiera facilitaron información a los servicios especiales ucranianos, ni al Defensor del Pueblo.

Hasta el 18 de octubre de 2023, unos 28.000 ciudadanos de Ucrania eran considerados desaparecidos en circunstancias especiales. El Director del Grupo de derechos humanos de Járkiv, Yevhen Zakharov, también señala que la mayoría de los 4.200 casos de desapariciones documentadas por la iniciativa “Tribunal para Putin” (T4P) pueden calificarse preliminarmente como desapariciones forzadas, porque todos los intentos de los familiares de encontrar a los desaparecidos no reciben una respuesta o no se les comunica el paradero de la persona desaparecida. “En el mejor de los casos, la Cruz Roja Internacional puede responder que una persona se encuentra en Rusia, pero no especifica dónde exactamente”, explica Zakharov.

La investigación analítica realizada por el Grupo de derechos humanos de Járkiv confirmó que Rusia oculta el paradero de las personas desaparecidas. “Después de la desaparición, los familiares de las víctimas no conseguían obtener información ni de las autoridades de ocupación locales ni de los funcionarios oficiales del gobierno de Rusia”, señaló la abogada del Grupo Ganna Ovdienko. Rusia suele confirmar que la persona desaparecida estaba bajo control de las autoridades rusas meses después de su desaparición. En algunos casos la confirmación tarda un año. Sin embargo, estás confirmaciones pueden no contener información sobre la ubicación y/o el estado de salud del desaparecido. Ante esto, los familiares de los desaparecidos siguen en el estado de vacío: al principio no saben si la persona desaparecida estaba viva, y luego no saben cuál es su condición y si no se abusa de ella. “Las autoridades estatales rusas no dan respuestas concretas a las solicitudes y, en la mayoría de los casos, simplemente no responden”, destacó Ganna Ovdienko. La abogada también señaló que tales acciones se llevan a cabo deliberadamente, ya que las respuestas formales de la Federación de Rusia, sin mencionar las circunstancias de los crímenes concretos, son proporcionadas por las mismas personas, a gran escala, en todos los casos que conocemos. Al mismo tiempo, estas respuestas no corresponden a las normas del derecho nacional e internacional, según comenta Ovdienko.

Compartir el artículo