Finalmente en casa: 207 ucranianos vuelven del cautiverio

El 31 de enero, más de doscientos militares y civiles ucranianos regresaron del cautiverio ruso.
Iryna Skachko20 Febrero 2024UA DE EN ES FR RU

Фото з телеграм-каналу Володимира Зеленського Photo from Volodymyr Zelensky’s telegram channel Фото из телеграмм-канала Владимира Зеленского

Foto: canal de Telegram de Volodymyr Zelensky

“Nuestros chicos están en casa. Son 207. Los estamos devolviendo a pesar de todo. Tenemos en mente a todos los que están en cautiverio. Militares y civiles. Hay que devolverlos a todos. Estamos en ello”, escribió Volodymyr Zelensky en su canal de Telegram.

Entre los que lograron regresar se encuentran civiles y militares, en particular, los médicos de la planta metalúrgica de Mariupol y Azovstal, los defensores de Zmiiny, dos hermanos capturados. También regresa a casa un militar cuya esposa e hija murieron durante un ataque ruso con misiles a la ciudad de Dnipro

“Logramos rescatar del cautiverio ruso al sargento Zajár. Cayó en manos de terroristas rusos junto con su esposa Tetyana tras la evacuación de Azovstal en mayo de 2022. En menos de medio año, la mujer fue intercambiada y devuelta a Ucrania. Tetyana se instaló con sus dos hijas en Dnipro. Sin embargo, el 14 de enero, los rusos alcanzaron con un misil un edificio residencial donde vivía la familia. La defensora, su hija menor y la madre de su marido murieron bajo los escombros. Su hija mayor, Ruslana, de 19 años, está esperando el regreso de su padre hoy”, informa el Centro de coordinación para prisioneros de guerra.

“Al llegar a los militares devueltos les espera una cena caliente, ropa limpia, un examen médico, luego recuperan su documentación, sus tarjetas bancarias y pasan por el centro de rehabilitación”, dijo el Defensor del Pueblo, Dmytro Lubinets.

La espera de este intercambio quedó ensombrecida por el accidente del avión de transporte ruso Il-76 ocurrido el 24 de enero en la región de Belgorod. Las autoridades rusas aseguran que en él se encontraban 65 prisioneros de guerra ucranianos y culpan al Ejército de Ucrania del accidente del avión. Los medios propagandísticos rusos publicaron la “lista de ucranianos muertos”, en la que posteriormente descubrieron inconsistencias, en particular, un prisionero que había sido intercambiado el 3 de enero.

Además, las fotografías publicadas por Rusia desde el lugar del accidente no muestran cuerpos de los muertos. También plantea dudas el número de escoltas que supuestamente iban vigilando a los ucranianos: tan sólo tres personas. Según el testimonio de prisioneros de guerra previamente liberados, durante los intercambios anteriores solía haber muchísimos más guardias. Ucrania apeló a la ONU exigiendo una investigación independiente del accidente. Sin embargo, como afirmó el Servicio de seguridad de Ucrania, Rusia se negó el acceso a los expertos internacionales para investigar el accidente del IL-76. La parte ucraniana subraya que Rusia no le advirtió sobre los planes de transportar a los prisioneros ucranianos en este avión que usó la ruta utilizada normalmente para llevar armas al frente.

Cabe señalar que, según el artículo 46 de la Convención de Ginebra sobre el tratamiento de los prisioneros de guerra, “la Potencia detenedora tomará las precauciones apropiadas, especialmente en el caso de transporte por mar o aire, para garantizar su seguridad durante el traslado, y elaborará también una lista completa de los prisioneros de guerra trasladados antes de su puesta en libertad”.

Durante el intercambio fueron devueltos del cautiverio ruso los ucranianos que debían ser intercambiados el 24 de enero, a excepción de 65 personas, a quienes la parte rusa reconoce como muertos. Es lo que dice Andriy Yusov, representante de la Dirección General de Inteligencia del Ministerio de Defensa, en un comentario a Ukrinform. De momento la parte ucraniana no dispone de pruebas de la muerte de prisioneros de guerra ucranianos, y Rusia no devuelve los cuerpos de presuntos muertos.

Фото з телеграм-каналу Володимира Зеленського Photo from Volodymyr Zelensky’s telegram channel Фото из телеграмм-канала Владимира Зеленского

Foto: canal de Telegram de Volodymyr Zelensky

Recordamos que el último intercambio de prisioneros tuvo lugar el 3 de enero, cuando 230 ciudadanos ucranianos, tanto militares como civiles, regresaron a casa. Este fue el primer intercambio después de una larga pausa que duró cinco meses. “Entre los devueltos se encontraban aquellos que tenían el estatus oficial de prisionero de guerra (182 personas), así como los militares ucranianos considerados como desaparecidos (48 personas)”, informó el Centro de coordinación para prisioneros de guerra el 3 de enero. La mayoría de los liberados son hombres (225), también hay cinco mujeres. Hay 213 soldados y sargentos y once oficiales”. Entre ellos se encuentran los defensores de Mariupol, Azovstal y la isla Zmiiny. De todos los prisioneros de guerra devueltos, 90% fueron torturados en Rusia.

“Su estado de salud es muy precario, porque el cautiverio ruso no es un lugar para mejorar la salud, por decir algo. Y la mayoría necesita, si no una asistencia médica inmediata, sí una rehabilitación; tienen enfermedades crónicas que también requieren atención médica”, dijo Petro Yatsenko, jefe del servicio de prensa del Centro de coordinación, después del intercambio del 3 de enero.

Desde el comienzo de la invasión a gran escala, 3.035 defensores ucranianos han sido liberados del cautiverio ruso. En total, según el Centro de coordinación, se sabe con certeza que en cautiverio ruso se encuentran más de ocho mil ucranianos, tanto militares como civiles, cuyo paradero ha sido confirmado. “Pero hay decenas de miles de personas, tanto civiles como militares, que se consideran como desaparecidas”, dijo a Interfax Yuriy Taraniuk, el representante del Centro de coordinación para prisioneros de guerra.

Compartir el artículo